Noticias

Día Mundial del Refugiado - Información actualizada del ACNUR

Por el Día Mundial de los Refugiados, BC Refugee Hub organizó Michael Casasola Oficial Superior de Reasentamiento y Vías Complementarias del ACNUR y a Jennifer York Directora de Servicios a los Refugiados del ISSofBC, para un interesante debate sobre las estadísticas y tendencias de la llegada de refugiados y solicitantes de asilo desde una perspectiva local, nacional e internacional.

El Centro de Refugiados de Colombia Británica (BC Refugee Hub), dirigido por Bahar Taheri, se creó para ayudar al personal del sector de atención a refugiados de Colombia Británica a comprender mejor las tendencias actuales en cuestiones de refugiados a escala mundial y nacional. El Hub se ha convertido en un recurso inestimable para que los gobiernos local y federal comprendan la dinámica y las necesidades de los refugiados en Colombia Británica.

El siguiente artículo es un resumen de su debate y ayuda a responder a estas preguntas clave sobre la actual crisis mundial de refugiados:

  • ¿Por qué los países de renta baja y media acogen a la mayoría de los refugiados?
  • ¿Cuál es la posición y el papel internacional de Canadá?
  • ¿De dónde proceden hoy la mayoría de los refugiados?
  • ¿Qué soluciones tangibles tiene la comunidad internacional para hacer frente a la crisis mundial de refugiados? ¿Funcionarán?

 

Vea el debate completo, o lea a continuación un resumen de lo tratado.

Comprender la actual crisis mundial de refugiados

En un mundo en constante evolución, la difícil situación de los refugiados sigue siendo un problema humanitario acuciante. Datos recientes revelan que más de 120 millones de personas se han visto desplazadas en todo el mundo, y que una gran mayoría se encuentra en países de renta baja y media.

Aunque países como Canadá ocupan de vez en cuando los titulares por su acogida de refugiados, es crucial comprender el contexto más amplio y los retos a los que se enfrentan los países vecinos, donde reside la mayoría de los refugiados.

El enorme papel de los países vecinos en la crisis de los refugiados

El 70% de los refugiados del mundo encuentran refugio en países adyacentes a su país de origen. Estos países carecen a menudo de los recursos necesarios para proporcionar un apoyo adecuado y, sin embargo, soportan una parte significativa de la carga mundial de refugiados.

Por ejemplo, Aruba y Líbano acogen a refugiados que constituyen una quinta y una sexta parte de su población, respectivamente.

En marcado contraste, naciones más ricas como Canadá, con recursos más sustanciales, acogen a muchos menos refugiados en relación con su población.

Zonas de crisis: Ucrania y Sudán

El actual conflicto en Ucrania ha provocado el desplazamiento forzoso de unos 9,7 millones de ucranianos. A pesar de que algunos regresan a sus hogares, muchos permanecen en un estado de incertidumbre bajo medidas de protección temporal en varios Estados de la Unión Europea.

La situación en Sudán es igualmente grave, con aproximadamente 8,4 millones de desplazados a mediados de marzo.

Sin embargo, sólo alrededor de 1,7 millones han cruzado las fronteras internacionales, lo que pone de relieve el inmenso desplazamiento interno dentro del país. La respuesta de la comunidad internacional ha sido deplorablemente inadecuada, ya que sólo se ha cubierto alrededor del 8% de las necesidades identificadas, lo que ha agravado el sufrimiento de la población desplazada.

Cifras globales de desplazamiento

A pesar del creciente número de personas desplazadas, los esfuerzos por reasentar a los refugiados van a la zaga. El año pasado, sólo se encontraron oportunidades de reasentamiento para 154.000 personas (aproximadamente el 5%) de los más de 30 millones de refugiados bajo el mandato de ACNUR. . Esta cifra, aunque es la más alta desde la crisis de los refugiados sirios en 2016, sigue estando drásticamente por debajo de las crecientes necesidades mundiales.

La duradera crisis de los desplazados por el conflicto sirio

El conflicto sirio, ya en su decimotercer año, sigue desplazando a millones de personas. A pesar de la disminución del interés y el apoyo internacionales, los sirios siguen siendo una de las mayores poblaciones desplazadas. La reticencia de muchos países de acogida a seguir apoyando los esfuerzos de reasentamiento a gran escala se suma al desafío.

Viajes peligrosos

El Mediterráneo Central sigue siendo una de las rutas más peligrosas para los refugiados, ya que miles de personas intentan cruzar desde el África subsahariana hasta Europa.

Trágicamente, unas 1.900 personas murieron intentando cruzar el Mediterráneo solo en 2023. Se están realizando esfuerzos para ofrecer oportunidades de reasentamiento en etapas más tempranas del viaje migratorio con el fin de evitar esta pérdida innecesaria de vidas.

Por el Tapón del Darién, una traicionera zona de Panamá, pasan cientos de miles de emigrantes que intentan llegar a Norteamérica desde Venezuela.

Las oficinas de movilidad segura de varios países latinoamericanos pretenden ofrecerles protección y oportunidades de reasentamiento en una fase más temprana de su viaje, reduciendo los riesgos asociados a estas peligrosas rutas.

Las crisis rohingya y afgana: En busca de soluciones

El gobierno de Bangladesh ha logrado avances significativos al permitir el reasentamiento a gran escala de refugiados rohingya.

Esta iniciativa pretende ofrecer nuevas oportunidades a una población que se ha enfrentado a graves situaciones de abandono y penuria.

La crisis afgana sigue reclamando atención, sobre todo porque países vecinos como Pakistán e Irán acogen a un gran número de refugiados afganos.

Se está intentando equilibrar las relaciones con estos países de acogida para facilitar el reasentamiento de refugiados.

El papel de Canadá: Programas especiales y nuevas iniciativas

Canadá ha sido proactivo con programas específicos dirigidos a la protección urgente y el apoyo a los defensores de los derechos humanos.

Estas iniciativas proporcionan apoyo inmediato y esencial a algunas de las poblaciones más vulnerables, incluidas las que se enfrentan a la violencia de género, el retorno forzoso o la persecución.

Necesidad de soluciones más amplias

A pesar de los notables esfuerzos realizados, la brecha entre las necesidades de los refugiados y las oportunidades de reasentamiento disponibles sigue siendo enorme. El Pacto Mundial para los Refugiados hace hincapié en el desarrollo de vías complementarias como el patrocinio privado, las becas y los programas de movilidad laboral. Estas iniciativas pretenden ofrecer soluciones adicionales a los programas tradicionales de reasentamiento.

El camino a seguir: Una responsabilidad colectiva

El camino que queda por recorrer requiere un enfoque polifacético.

En "Hoja de ruta 2030 subraya tres objetivos fundamentales: aumentar las oportunidades de reasentamiento, desarrollar vías complementarias y fomentar comunidades acogedoras e integradoras.

El apoyo público y la cooperación internacional son esenciales para garantizar el cumplimiento de estos objetivos y que los refugiados tengan la oportunidad de reconstruir sus vidas con seguridad y dignidad.

Conclusión:

Los países que menos pueden soportar la carga de los refugiados son los que más están haciendo por atender a estas poblaciones desplazadas. Es hora de que los países de mayores ingresos den un paso al frente.

La crisis mundial de los refugiados exige una atención sostenida, recursos y soluciones innovadoras.

A medida que el mundo se enfrenta a crecientes problemas de desplazamiento, es nuestra responsabilidad colectiva apoyar y proteger a quienes han sido desarraigados por la fuerza de sus hogares.

Sin embargo, en este momento, el Gobierno de Canadá ha optado por reducir el número de Refugiados Asistidos por el Gobierno en los próximos dos años de 21.115 GAR objetivo en 2024 a 15.250 para 2025 y 2026.

Sólo a través de esfuerzos integrales y equilibrados y de la solidaridad mundial podremos trabajar por un futuro en el que cada refugiado encuentre un lugar seguro y esperanzador.

Ir al contenido